Presidenta Tsai insiste en que la cooperación es indispensable para mantener la paz en Asia y el Pacífico

La presidenta Tsai Ing-wen posa con una delegación de académicos del Centro de Estudios Chinos Fairbank de la Universidad de Harvard que recibió en audiencia el 9 de enero en el Palacio Presidencial en Taipei. (Foto cortesía de la Presidencia) La presidenta Tsai Ing-wen posa con una delegación de académicos del Centro de Estudios Chinos Fairbank de la Universidad de Harvard que recibió en audiencia el 9 de enero en el Palacio Presidencial en Taipei. (Foto cortesía de la Presidencia)

La presidenta Tsai Ing-wen recibió en audiencia el 9 de enero en el Palacio Presidencial en Taipei a una delegación de académicos del Centro de Estudios Chinos Fairbank de la Universidad de Harvard. Entre los invitados se encontraban Michael Szonyi, actual director del centro; Steven Goldstein, director del Taller de Estudios de Taiwan en dicho centro; y Thomas J. Christensen, director del Programa de China y el Mundo en la Universidad de Princeton.

La mandataria dio la bienvenida a la delegación del Centro Fairbank, abierta a esta oportunidad para escuchar sus perspectivas. La presidenta Tsai mencionó que dicha institución funge como centro de investigación en la región de Asia y el Pacífico, y que ha mantenido relaciones de intercambio duraderas con Taiwan. Tsai visitó el centro en 2011, donde habló sobre los retos de la política de la República de China en la década venidera.

Tsai hizo hincapié en que no está dispuesta a permitir que las relaciones a través del Estrecho se deterioren durante su mandato, y que tampoco se volverá al viejo camino de la desconfianza mutua. No obstante, la mandataria afirmó que mantener la paz y la estabilidad regional no solo es responsabilidad de la República de China sino que debe ser el objetivo de todos los países de la región.
Tsai advirtió que el reciente aumento de simulacros militares chino-continentales en el Pacífico aumenta el riesgo de un error de cálculo. Asimismo, la mandataria declaró que el reciente anuncio unilateral de Pekín sobre el establecimiento de nuevas rutas de vuelo cerca del centro del Estrecho de Taiwan representa una amenaza para la seguridad de la aviación y la estabilidad regional.

La mandataria aseveró a la delegación visitante que espera que la comunidad internacional pueda entender las intenciones de Taiwan y apoye la reanudación de diálogos a través del Estrecho.

Fuente: Taiwán hoy