Todas las donaciones hechas a El Salvador fueron legales: Cancillería

La Cancillería aseguró el lunes 17 que las donaciones que Taiwán había hecho a su ex aliado diplomático El Salvador fueron concedidas dentro de los parámetros de la legalidad, en medio de las sospechas sostenidas por algunos fiscales salvadoreños que alegaban que parte de los donativos fueron desviados por la ex Administración liderada por Mauricio Funes para propósitos de la campaña electoral.

El fiscal general salvadoreño Douglas Meléndez declaró el jueves pasado 13 que estaba investigando el desvío de US$10 millones de fondos donados por Taiwán que habrían sido usados para pagar parte de la campaña electoral del partido en el Gobierno.

Meléndez detalló en un programa de entrevistas de la televisión local que el monto total de la donación por valor de US$38 millones, que Taipéi había hecho a la Cancillería salvadoreña originalmente prevista para varios proyectos de cooperación, pudo haber sido usada por la Presidencia.

"Aparentemente US$10 millones de los US$38 millones fueron sacados y desviados a la Casa Presidencial", afirmó Meléndez, al ser preguntado por algunos medios de comunicación extranjeros si esa cantidad de dinero podría haber sido usado bajo la gestión del entonces presidente Mauricio Funes para una campaña electoral que ganó el actual mandatario Salvador Sánchez Cerén del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), aliado de Funes.

Funes gobernó el país centroamericano del 2009 al 2014.

A su vez, la Comisión Política del FMLN emitió un comunicado de prensa calificando las declaraciones de Meléndez como "irresponsables" y acusándolo de "lanzar ataques sin fundamento contra nuestro candidato presidencial y nuestro partido".

Todos los proyectos de cooperación entre Taiwán y su ex aliado diplomático fueron llevados a cabo dentro de los parámetros legales, afirmó el vocero de la Cancillería Andrew Lee, agregando que "Taiwán había revisado rigurosamente todas las propuestas de asistencia presentadas por el Gobierno salvadoreño, y que las donaciones eran hechas en público con registros detallados que señalaron claramente a dónde fueron tales fondos".

Taiwán y El Salvador dieron por terminados sus lazos formales de 85 años el mes pasado, luego de que el Gobierno salvadoreño trasladara su reconocimiento diplomático de Taipéi a Beijing, siendo ese país centroamericano el quinto país en haber cortado sus lazos formales con Taiwán desde que la presidenta Tsai Ing-wen asumiera el poder en mayo del 2016.