Negativa de China a descartar uso de la fuerza desestabilizadora: Ryan

Taipéi, abril 16 (CNA) El ex presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Paul Ryan, criticó a China el martes 16 por cambiar el statu quo a través del Estrecho de Taiwán con su intimidación militar y describió la negativa de Beijing a renunciar al uso de la fuerza contra Taiwán como el elemento más desestabilizador de las relaciones entre los dos lados del Estrecho.

En su discurso pronunciado durante el Diálogo sobre Seguridad del Indo-Pacífico 2019 en Taipéi, Ryan dijo que Beijing ha cambiado el statu quo a través del Estrecho utilizando múltiples enfoques en los últimos años.

"Beijing ha interrumpido el statu quo al intentar restringir el espacio internacional de Taiwán, incluyendo presionar a empresas internacionales para que se refieran a Taiwán como una provincia de China", puntualizó Ryan.

Además, China también ha atraído a algunos aliados diplomáticos de Taiwán a romper sus relaciones diplomáticas con Taiwán y ha aumentado la presión militar sobre Taiwán, agregó Ryan.

Tal coacción militar ocurrió el lunes 15 cuando varios aviones de combate chinos volaron a través del espacio aéreo que separa a Taiwán y Filipinas "en una maniobra que estaba claramente destinada a intimidar a Taiwán", continuó diciendo Ryan.

El ex presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, que llegó a Taiwán a la cabeza de una delegación estadounidense para asistir a diversos eventos con motivo del 40º aniversario del Acta de Relaciones con Taiwán, sostuvo que tal acción militar debería cesar.

"Son irresponsables y socavan el marco que ha permitido la paz, la estabilidad y el desarrollo durante décadas. Es contraproducente", argumentó Ryan.

También se opuso a la continua amenaza de fuerza de China hacia Taiwán.

"Es evidente que quizás el elemento más desestabilizador de las relaciones a través del Estrecho sea la negativa de Beijing a renunciar al uso de la fuerza para lograr su objetivo de unificación", dijo Ryan.

Ryan dijo que el mundo está observando de cerca si China puede tratar a Taiwán "con la dignidad y el respeto que merece", subrayando que es un ensayo para probar si Beijing está "calificado para asumir el papel de liderazgo a nivel internacional que cree que es adecuado a su tamaño y estatura".

Ryan reiteró la postura de Washington de instar a China a reanudar diálogos pacíficos con Taiwán, diciendo que comprometerse con un diálogo pacífico es la única manera aceptable de resolver las diferencias y "un paso importante para demostrar ante un mundo escéptico que China puede liderar con esfuerzos y benevolencia".

El Acta de Relaciones con Taiwán, dijo Ryan, esencialmente equipara cualquier amenaza a la seguridad de Taiwán con una amenaza a la paz regional y una amenaza a los intereses de la seguridad de Estados Unidos.

"En otras palabras, EE.UU. considera cualquier acción militar, cualquier boicot o cualquier embargo contra Taiwán como una amenaza para la paz del área del Pacífico Occidental de gran preocupación para Estados Unidos. Ese es el texto de la ley", subrayó.

La referida Acta de Relaciones fue firmada en abril de 1979 por el entonces presidente de Estados Unidos, Jimmy. Carter, unos meses después de que Washington trasladó su reconocimiento diplomático de Taipéi a Beijing.

Fue redactada para servir como una base legal para del desarrollo de las relaciones no oficiales entre EE.UU. y Taiwán y consagra en la ley el compromiso estadounidense de ayudar a Taiwán a mantener su capacidad de autodefensa.