Presidenta Tsai elogia éxito de la nación en contención de la COVID-19 en discurso de Año Nuevo

El 1 de enero, la presidenta Tsai Ing-wen alabó la respuesta exitosa de la nación contra la pandemia de COVID-19 y destacó que dicho éxito ha concedido una creciente importancia a Taiwan en el escenario internacional.

En su discurso de Año Nuevo pronunciado desde la Oficina Presidencial, la mandataria indicó que para muchos países del mundo el 2020 fue un año de rutinas interrumpidas, adversidad económica y cifras en constante aumento de muertes causadas por la crisis sanitaria, añadiendo que Taiwan tuvo la suerte de haber respondido en etapas más tempranas y fue por ello que venció al virus a través del profesionalismo, la confianza mutua y la cohesión social.

En términos económicos, Taiwan se ha enfrentado a muchos desafíos durante el último año, pero también tiene una buena razón para ser optimista, debido al fuerte desempeño de empresas locales, empleos estables e inversión gubernamental en tecnologías emergentes, remarcó Tsai, añadiendo que garantizar que la gente pueda llevar una vida normal y avanzar junto con la recuperación económica global será su prioridad en el 2021.

A lo largo de su discurso, Tsai relató varios logros alcanzados por su Administración, entre ellos la electrificación de la línea ferroviaria de Enlace Sur, la subida del salario mínimo, el incremento de viviendas sociales y el rediseño del pasaporte de la nación, entre otros.

A pesar de los desafíos que Taiwan enfrenta, "desde el punto de vista global, Taiwan es más importante que nunca", remarcó Tsai a lo largo del discurso.

A este respecto, estabilizar las relaciones a través del Estrecho de Taiwan ya no será un asunto solamente para las dos partes, sino también "una preocupación para toda la región del Indo-Pacífico" y "un foco de atención internacional", recalcó la mandataria.

En lo que se refiere a los asuntos del Estrecho de Taiwan, Tsai señaló que el año pasado, aviones militares y buques de guerra del otro lado del Estrecho estuvieron activos alrededor de Taiwan. Esto ha socavado las relaciones a través del Estrecho y representa una amenaza para el statu quo pacífico y estable en el Indo-Pacífico, apuntó la mandataria.

"Estamos dispuestos a facilitar diálogos significativos, bajo los principios de igualdad y dignidad, si las autoridades de Pekín sinceramente quieren resolver las diferencias y mejorar las relaciones a través del Estrecho de Taiwan", puntualizó Tsai.

"Cuando la pandemia esté controlada, esperamos con interés la reanudación gradual de los intercambios regulares y ordenados entre los pueblos de ambos lados del Estrecho a fin de mejorar el entendimiento mutuo y reducir malentendidos", señaló Tsai.

La mandataria también habló en inglés para dirigir una parte de su discurso a la audiencia internacional.

A lo largo de dicha parte, Tsai indicó que Taiwan se siente orgulloso de poder haber trabajado con la comunidad internacional para hacer frente a los desafíos planteados por la COVID-19 y haber mostrado al mundo que "Taiwan puede ayudar".

"Como una fuerza para el bien del mundo, continuaremos siendo un miembro indispensable en la comunidad internacional, tanto ahora como en el futuro", prometió Tsai.