La República de China (Taiwan), la única nación con espacio cívico abierto en Asia, según informe de organización CIVICUS

La República de China (Taiwan) ha sido clasificada como el único país asiático con un espacio cívico abierto, según el informe anual El Poder Ciudadano Bajo Ataque, compilado por la organización no gubernamental con sede en Sudáfrica CIVICUS, y que fue publicado el 4 de diciembre en Bangkok (Tailandia).

Dicho informe está basado en datos sobre el estado de la sociedad civil y de las libertades básicas, como la libertad de prensa y la de expresión, en 196 países; y clasifica el espacio cívico abierto de cada uno de ellos en cinco categorías: abierto, estrecho, obstruido, reprimido y cerrado.

Taiwan se posicionó entre los 43 países del mundo clasificados en la categoría de espacio cívico “abierto”, y fue el único país de Asia en dicha categoría.

De los 25 países asiáticos enumerados en el informe, cuatro fueron calificados como cerrados: China, Corea del Norte, Vietnam y Laos; mientras que ocho fueron categorizados como reprimidos y 10 como obstruidos. El espacio cívico en Corea del Sur y Japón fue calificado como estrecho.

Según el informe, la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo en Taiwan en mayo fue uno de los pocos puntos brillantes en Asia en 2019.

Taiwan hizo historia como el primer país asiático en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo, cuando la Legislatura aprobó un proyecto de ley para que las parejas homosexuales puedan tener derecho a casarse legalmetne.

Josef Benedict, investigador del espacio cívico de CIVICUS, comentó a los medios que Taiwan se ha desempeñado “mucho mejor” que otros países asiáticos en el campo de la protección de los derechos civiles y la libertad de expresión de sus ciudadanos.

Taiwan es un “espacio seguro para los defensores de los derechos humanos” y desempeña un papel fundamental en Asia en cuanto a la protección de los derechos humanos, indicó Benedict.

Sin embargo, Taiwan puede mejorar en el área de salvaguardar los derechos de los trabajadores migrantes, especialmente aquellos que trabajan a bordo de buques pesqueros, apuntó Benedict.

img20191205160400593_800