El éxito de Taiwán ante el COVID por Señor Representante Iván Yueh-Jung Lee

Desde que empezó la pandemia del Covid-19, se ha contabilizado, hasta noviembre último, casi 63.400.000 millones de casos y más de un 1.471.00 muertes en todo el mundo. El virus ha tenido un impacto enorme en la política global, el empleo, la economía, el comercio y los sistemas financieros; entre otros.

De acuerdo al reciente Ranking de Resiliencia al Covid-19 realizado por Bloomberg para determinar los mejores países donde se ha manejado la pandemia de manera más efectiva con la menor cantidad de interrupciones para los negocios y sociedad, Taiwán se ubica entre los tres primeros países, después de Nueva Zelanda y Japón.

Taiwán, que cuenta con una población de 23 millones de habitantes, ha pasado más de 200 días sin un caso de virus transmitido localmente y hasta ahora no ha habido necesidad de promulgar confinamientos estrictos.

Es importante destacar que, hasta el 1 de diciembre, Taiwán tiene 679 casos confirmados y solo registra 7 muertes; mientras tanto, la vida y el trabajo han continuado con normalidad para la mayoría de las personas.

Cabe resaltar que el éxito de la isla, es aún más notable si se considera que se ubica muy cerca de China continental, donde apareció el virus por primera vez en diciembre pasado.

Las autoridades de Taiwán lograron tener la mejor respuesta a la pandemia de coronavirus siendo una de las más eficaces del mundo, en donde, la respuesta de Taiwán se centró en la rápida activación del Centro de Comando Central de Epidemias en el país.

Taiwán ha respondido a las amenazas planteadas por esta pandemia a través de cuatro principios: acción prudente, respuesta rápida, despliegue avanzado, y franqueza y transparencia. Adoptar estrategias como la operación de sistemas de comando especializados, la implementación de medidas de control fronterizo, la producción y distribución de suministros adecuados de recursos médicos, el empleo de medidas de cuarentena y aislamiento domiciliario y servicios de atención relacionados, la aplicación de sistemas de Tecnología de la Información, la publicación de información transparente y abierta y la ejecución de pruebas de monitorización y test precisos, hemos tenido la suerte de contener el virus.

Sin embargo, aunque Taiwán ha presentado un gran trabajo ante esta crisis mundial, ha apoyado y sigue apoyando desinteresadamente a muchos países, incluido el Perú, demostrando así que lidera ampliamente muchos aspectos en el sector salud, aún no goza del reconocimiento de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Una exhaustiva participación de Taiwán en las reuniones, los mecanismos y las actividades de la OMS nos permitiría trabajar con el resto del mundo para hacer realidad el derecho humano fundamental a la salud.